Salsaverde
27 Mars 2020 à 14h17 - 324

Todo lo que necesitas saber sobre la calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica es sin duda el método de calefacción que más sufre de una mala reputación. Para muchas personas, la calefacción con electricidad es una solución cara e ineficiente. Es cierto que los primeros convectores eléctricos de los años 60 encajan perfectamente en esta descripción, pero la calefacción eléctrica ha evolucionado mucho desde entonces.
Hoy en día, la calefacción eléctrica representa el 35% de las instalaciones de calefacción en los hogares franceses, con una tasa del 66% en las casas nuevas. De hecho, es una de las formas más prácticas de calefacción ya que no requiere ningún tipo de almacenamiento, a diferencia de la calefacción con madera, fuel y gas licuado de petróleo (GLP). También es un sistema de calefacción limpio, en el sentido de que no ensucia la vivienda.

El funcionamiento de la calefacción eléctrica

Una de las muchas ventajas de la calefacción eléctrica es su facilidad de instalación https://www.one-elec.com/en/ y uso. Los radiadores eléctricos pueden instalarse rápidamente y sin causar grandes daños o molestias a los habitantes de la vivienda. Sin embargo, es importante y recomendable que se recurra a un profesional para la instalación de un sistema de calefacción eléctrica a fin de garantizar el cumplimiento de las normas y los criterios de seguridad para el manejo de la electricidad.

La principal desventaja de la calefacción eléctrica que a menudo señalan sus detractores es la falta de posibilidad de tener calefacción central con electricidad. Sin embargo, gracias a los avances de la industria de la calefacción eléctrica, ahora es posible calentar con la misma eficiencia y economía que con la calefacción central.
El aspecto más importante para asegurar el funcionamiento óptimo de un sistema de calefacción, especialmente eléctrico, es el aislamiento de la vivienda. La ventaja de los radiadores eléctricos que funcionan de forma independiente es que es posible programar el calor de forma diferente en cada habitación de la vivienda. Por ejemplo, un dormitorio sólo necesita estar a temperatura por la noche, mientras que una sala de estar es más adecuada para permanecer a temperatura durante todo el día.

El precio de la electricidad

El precio de la electricidad se pone a menudo en la columna de desventajas de la calefacción eléctrica. Sin embargo, comparado con el petróleo para calefacción o el gas natural y el GLP, el precio de la electricidad tiende a estancarse. Lo que es caro en la mente de muchas personas es la cantidad de electricidad necesaria para calentar un hogar.

Sin embargo, ahora hay radiadores que almacenan energía por la noche cuando las tarifas están en su punto más bajo y la utilizan durante el día. La calefacción eléctrica es simplemente un modo de calefacción que requiere más planificación que los modos de calefacción central. Los programadores electrónicos han facilitado el uso de la calefacción eléctrica.

Además, el mantenimiento de los calentadores eléctricos es escaso o nulo, lo que supone un ahorro importante en calentadores de aceite, madera y gas. La estética de los radiadores es también un aspecto a favor de la calefacción eléctrica. Los emisores de calor eléctricos están disponibles en una amplia variedad de modelos y estilos, pueden ser montados en la pared o incorporados en el marco, y pueden adaptarse a prácticamente cualquier estilo.

En comparación con la instalación de una caldera convencional, que requiere tuberías para llevar agua a los radiadores, un tanque para el aceite y los pellets de madera, y un conducto de chimenea para evacuar los humos, la instalación de un calentador eléctrico es mucho más barata. También es una opción más flexible, ya que es fácil sustituir un radiador por otro más o menos potente, o añadir uno más.
La calefacción eléctrica es un medio de calefacción que ha evolucionado mucho y que vale la pena considerar.

Salud

  1. 15 Oct. 2019Cuando se trata de electrónica, no somos mejores que One-Elec180